Tarjetas ABC de Rainbow Kids Yoga

¡La yoga es maravillosa! ¡Es muy buena para ti y también puede ser muy divertida! 

Puede ser una herramienta para aprender cualquier cosa (hasta el abecedario) al mover tu cuerpo en diferentes posturas. Con estas posturas, mejorarás tu coordinación y conciencia corporal y te harás más fuerte y flexible. 


Abajo, encontrarás muchos juegos divertidos y todo lo que puedes hacer con las Tarjetas ABC de Rainbow Kids Yoga. Los juegos están organizados por orden de dificultad. Los niños que no conocen el abecedario, también pueden jugar. Es una manera suave y divertida de familiarizarse con las letras, sus sonidos, cómo se ven y sienten al hacerlas con sus cuerpos. Existen algunos  juegos que requieren de mayores habilidades de ortografía. 


No nos cabe duda de que cuando empieces a asumir las letras con tu cuerpo, tu creatividad brotará desde adentro y se te ocurrirán muchas maneras divertidas de utilizar las tarjetas. Escríbenos a info@RainbowKidsYoga.net y comparte tus ideas y experiencias. 

Esperamos que las tarjetas hagan de tu aprendizaje y movimiento un esfuerzo divertido que acercará a todos los participantes.

Recibe mucho amor de todos nosotros en Rainbow Kids Yoga.



  1. Memoria: (se necesitan 2 juegos de tarjetas)

Hasta los niños que no están familiarizados con el abecedario pueden participar en éste juego. ¡Es una manera divertida de empezar a explorar las letras!


Toma pares de las mismas letras para jugar. Probablemente no querrás jugar con los 26 pares, puedes empezar con 10. 

Coloca las tarjetas boca abajo en el centro del círculo y voltea dos tarjetas a la vez. 

Cuando encuentres una pareja, todos practican la postura juntos. 

No hay puntos ni segundos turnos si encuentras una pareja. Si no la encuentras, eso está bien también. Recuerda dónde están las tarjetas para que aumentes tus posibilidades de encontrar una pareja. 








  1. Estatuas de Yoga:

Extiende la mayor cantidad de tarjetas que quieras alrededor de la sala, boca abajo. 


Pon música y muévete libremente con el sonido. Cuando pares la música, cada jugador escogerá una tarjeta, dirá la letra y hará la postura. 

Cuando la música empiece de nuevo, cada niño volteará la tarjeta y continuará moviéndose hasta que la música vuelva a parar. 


  1. El Cuentacuentos:

Sentados en círculo, pon las tarjetas boca abajo. 


Moviéndose en el sentido del reloj o al revés, cada participante toma una tarjeta, dice el nombre de la letra y hace la postura (aún mejor, juntos hacen la postura). 

Durante su turno, cada participante debe contar un cuento corto que incluya el animal/ser en la tarjeta u otro animal que empiece con la misma letra. 

Ahora es el turno de la siguiente persona en el círculo de elegir una tarjeta, hacer la postura y continuar el cuento de su compañero. 


Más diversión con este juego:


Después de que todos en el círculo hayan tenido su turno, el grupo puede ponerse de pie y contar el cuento de nuevo, haciendo todas las posturas en orden.  

Regresa a las posturas mencionadas en el cuento y conviértelas en una nueva Danza del Sol (Saludo al Sol de niños). Puedes nombrar el cuento y, de esa manera, nombrar la nueva Danza del Sol. 


Cómo variación, cada persona puede crear su cuento corto de la tarjeta o tarjetas que seleccionaron. 


  1. Escondiendo las Tarjetas de Yoga:

Organiza los tapetes en círculo. 


Una persona (maestro o padre) esconde una tarjeta debajo de cada tapete (¡Intenta hacerlo en secreto, antes de que los demás entren a la habitación!). 


Cuando todos estén sentados, invítalos uno por uno, a ver debajo de sus tapetes y descubrir la letra/postura que está escondida ahí. Una vez descubran las tarjetas, todos pueden hacer la postura juntos. Continúa hasta que se descubran todas las tarjetas. 


Más diversión con este juego: 


Cuando todas las tarjetas sean descubiertas, pueden hacer todas las posturas en un baile, creando una Danza del Sol o pueden jugar el Camino de la Yoga (ver abajo). 


  1. Camino de la Yoga:

Organiza los tapetes en fila o en círculo. 


Pon las tarjetas boca arriba en cada tapete. 

Cada participante hace la postura que está en su tapete y cuando des la instrucción, todos se moverán por el camino al siguiente tapete y harán la postura que se encuentre ahí. 


Continuar hasta que todos hagan todas las posturas y vuelvan a su lugar. 


Más diversión con este juego: 


Puedes poner las tarjetas en orden alfabético o deletrear palabras para que las adivinen los participantes. 


  1. Escultura de Yoga:

En parejas, un jugador es el escultor y el otro es la arcilla. 


El escultor recibe o escoge una tarjeta que no revela a su pareja, quién empieza como una bola de arcilla en postura del niño (de rodillas doblado hacia adelante para formar una pelota, la frente en el suelo y los brazos relajados hacia los lados). 


El escultor lentamente amolda su arcilla hasta conseguir la postura de la tarjeta. Puede revisar y comparar la tarjeta para ver si la postura es similar. La arcilla no debe moverse por sí sola, solamente por el escultor. 


Cuando el escultor termine, puede comprobar con su pareja o con el resto del grupo para ver si pueden reconocer la letra que ha sido esculpida. Cambiar roles. 


Más diversión en este juego: 


El escultor puede ablandar la arcilla con un masaje antes de empezar a moldear la postura. 

En vez de amoldar la arcilla con las manos, puede utilizar un hilo invisible, amarrado a las partes del cuerpo. 

El escultor puede dar instrucciones verbales para que la arcilla mueva sus extremidades en vez de moverlas físicamente. ¡Es una gran oportunidad para aprender las partes del cuerpo, derecha e izquierda y cómo dar instrucciones verbales! 

Otra manera de jugar es que todos los jugadores sean arcilla y que el maestro o madre/padre sea el escultor. Es una oportunidad para ajustar a los niños a posturas más cómodas, de manera suave y despacio. 


Intenta el Móvil de Yoga cómo variación (ver abajo).


  1. Móvil de Yoga:

Igual que la Escultura de Yoga, pero con partes móviles. 


El escultor guía a la arcilla, moviendo las partes del cuerpo como desea y luego la arcilla continúa moviéndose de la misma manera. Por ejemplo, el escultor puede desear que la arcilla mueva un brazo como columpio. Comenzará moviendo su brazo de esa manera y la arcilla continuará moviéndolo por su cuenta.


  1. Museo de la Yoga:

Cada jugador toma una tarjeta. 


Los jugadores asumen la postura en su tarjeta. 

Necesitan situarse como en un museo, parados como estatuas pero pueden ser artísticos al combinarse con otras letras/seres. 


El maestro o padre puede entrar y admirar las creaciones en el Museo de la Yoga. 


  1. Yogui Dice:

Uno de los niños será el Yogui y sacará una tarjeta. 

Luego dirá, “Yogui dice, haz la postura ___”, y todos la harán. 

Si no dice, “Yogui dice” antes de su orden, no hagas la postura. 

El yogui intentará confundir a los jugadores al decir “Haz la postura ___”, ¡así que estate en alerta!

Todos toman turnos siendo el yogui. 


  1. El Adivino:

Pon las tarjetas como abanico en tus manos. 


Cada jugador escoge una tarjeta y todo el grupo hace esa postura. 

La persona con las tarjetas le dice a todo el grupo (o en voz bajita a un jugador) algo bueno que les pasará. Intenta relacionar la fortuna con la letra en la tarjeta. 


“¡Oh, veo que te tocó la letra F! Tal vez significa que serás Famoso y tu nombre y Fama paseará por todo el mundo como Flamencos!” 


  1. Teléfono de la Yoga:

Sentados en círculo o línea, un jugador toma una tarjeta y dice una palabra u oración con un mensaje positivo acerca de la foto. 

Susurra al oído de la persona al lado suyo y asume la postura con su cuerpo. 

El mensaje se pasa de un niño a otro. Cuando cada niño termina de pasar el mensaje, hace la postura de la letra y se queda ahí. 

Observa cuanto cambia o “evoluciona” el mensaje hasta regresar a ti o al final de la línea. 


Más diversión con este juego: 


El maestro o padre puede utilizar palabras en Sánscrito, en otros idiomas o nombres de plantas o animales en latín. Explica el significado al final de la ronda. Juega el mismo juego pero en vez de hablar, dibuja la letra, palabra o imagen con tu dedo en la espalda de tu compañero. 


  1. Tribu de Letras:

Coloca cuatro tarjetas diferentes en cuatro rincones del cuarto (puedes utilizar más tarjetas si quieres). 

Una persona -maestro o padre- susurra a cada niño el nombre de una de las letras que han sido repartidas por el cuarto. 

Los jugadores deben encontrar al resto de su tribu. La identificarán al asumir la postura de su tarjeta mientras se mueven como su animal/ser hacia su rincón. 

Repite las veces que quieras, utilizando diferentes letras. 


Otra manera divertida de jugar: 


Una persona se para cerca de cada tarjeta. 

Los demás jugadores empiezan en el centro con sus ojos cerrados. 

El líder susurra el nombre de una de las letras a cada niño. 

Los jugadores que están cerca de las tarjetas comienzan a vocalizar el nombre o sonido de la letra que tienen al lado. 

Los demás jugadores deben encontrar su letra al escuchar el llamado, con los ojos cerrados. 

Cuando todos llegan a sus puestos, hacen la postura de su letra. 


  1. Yoga de la Tierra, el Agua y el Cielo:

Apila las tarjetas en tres partes iguales.

Una con tarjetas de la tierra (animales o criaturas que viven en la tierra).

La segunda con tarjetas del agua (animales o criaturas que viven dentro del agua).

Y otra con de tarjetas del cielo (animales o criaturas que viven en el cielo). 


Parados en círculo:

“Tierra” son los tapetes. 

“Agua” es el espacio hacia el centro.

“Cielo” es el espacio hacia fuera. 


Organiza las tarjetas en sus respectivos lugares, boca arriba.

Cuando el maestro o líder dice “tierra”, todos hacen una postura de yoga del grupo de la tierra en su tapete. 

Cuando dice “agua”, todos hacen una postura de un animal que vive en el agua, en el centro del círculo. 

Cuando dice “cielo”, todos hacen una postura de un animal que vive en el cielo, en el espacio fuera de los tapetes. 


Más diversión con este juego:


¡Puedes agregar el “espacio exterior”!

Puedes revisar la temperatura del agua con tu pie antes de comenzar el juego.

Confunde a los jugadores al repetir agua, tierra o cielo varias veces antes de cambiar.

Cambia entre tierra, agua y cielo muy rápido o muy despacio.

Permite que uno de los jugadores sea el líder y diga tierra, agua y cielo. 

Haz el juego con todos de las manos. 


  1. Adivinanzas de Yoga:

Inventa una adivinanza acerca de una de las letras, posturas o animales. 

Por ejemplo:

“No tengo comienzo ni final y cuando las personas finalmente entienden algo, dicen mi nombre (A)”.

“¿Qué se para en una pierna, siempre se queda en el mismo lugar y bebe mucha agua”? (Si no adivinaste…el árbol).

“Sueno a letra del abecedario y no tengo manos ni pies”.  ¡La víbora, por supuesto!


Si los jugadores saben la respuesta, que no respondan con palabras sino con sus cuerpos haciendo la postura. 

Cada jugador debe inventar adivinanzas para el resto del grupo.


  1. Sígueme:

 

Este juego es como una gran ola Mexicana (la que se hace en los estadios de fútbol). 


Organiza los tapetes en círculo.

Cada jugador tiene una tarjeta boca abajo.

El juego comienza cuando uno voltea una tarjeta y hace la postura.

La persona al lado hace la misma postura y continúa alrededor del círculo.

Luego la próxima persona voltea su tarjeta y la postura da la vuelta al círculo de nuevo. 

Todos los participantes mantienen la postura hasta que una nueva postura llega a ellos con la ola. 

Esto continúa hasta que todas las tarjetas en el círculo hayan sido reveladas. 


Más diversión con este juego:


La ola puede ser rápida o lenta.

Organiza las tarjetas en orden alfabético. 

Puedes hacer este juego en el salón de clases, sentados en sus sillas o parados al lado de sus pupitres. ¡O parados en sus sillas, si la maestra es lo suficientemente buena onda!


  1. Instructor de Yoga:

Parados en círculo, cada participante recibe una tarjeta que no revela al grupo. 

Luego, guía al grupo hacia la postura, utilizando palabras, sin demostrar y sin decirles qué postura es. 

Si es un buen instructor de yoga, todos lo entenderán, harán la postura correcta y adivinarán la letra. Si no lo es, ¡será aún más gracioso!


Más diversión con este juego:


Divide el grupo en parejas o grupos pequeños. 

Una persona será el instructor y los demás los estudiantes. Cambia roles. 


  1. Sopa de Letras: 

Los participantes se pondrán en círculo y tomarán una tarjeta. La muestran al resto del grupo para que todos hagan la postura. La persona que tomó la tarjeta deberá inventarse una postura de algún ingrediente que comience con esa letra para la sopa del día y hacerla en el centro del círculo. 

La siguiente persona toma una tarjeta. ¿Qué habrá en la sopa hoy?


  1. Pictionary de Yoga:

Un jugador toma una tarjeta y dibuja –en papel o pizarrón- un animal u objeto que comienza con esa letra. 

Todos deberán intentar adivinar la postura. 

Pero no adivinan con palabras, lo hacen con sus cuerpos haciendo la postura. 





  1. 21 Preguntas de Yoga:

  

Uno de los jugadores toma una carta y hace la postura de un animal u objeto que comience con esa letra. 

Los demás jugadores deberán hacerle preguntas hasta adivinar la postura. 

Las preguntas deberán tener un “si” o un “no” como respuesta. 

Por ejemplo; “¿Es verde?”, “¿Puede volar?”, “¿Vive bajo tierra?”.

Al jugador que adivina le toca el próximo turno. 


  1. La Postura A es para Avión:

Una persona (maestro o padre) toma una letra del mazo y la muestra al grupo. 

Se les pregunta qué letra es.

El líder les pregunta qué animal u objeto comienza con esta letra (puedes comenzar con el animal/ser que está dibujado en la tarjeta). Todos juntos, hacen la letra con sus cuerpos y la postura con esa letra. 

Puedes tener más de una postura/animal que comienza con esa letra. Intenta encontrar todas las posturas que puedas por cada letra. 

Utiliza todo el abecedario.

Los expertos en ortografía, pueden deletrear el nombre completo de la postura con sus cuerpos.


  1. El Tren de la Ortografía de la Yoga:

Reparte todas las tarjetas a los jugadores. 

Uno de los participantes comienza al poner una de las tarjetas boca abajo y escribe el nombre de una postura que comienza con esa letra. Todos hacen la postura. 

Luego, el jugador que tenga la tarjeta con la última letra de la postura anterior, pone su tarjeta boca abajo y escribe otra postura. El grupo hace esta postura y se pasa el rotulador.


Por ejemplo; gatO se convierte en orangutáN, orangutáN se convierte en nutriA, nutriA se convierte en arañA, etc.  

No se pueden repetir palabras, ¡tal vez tengas que inventarte nuevas posturas!


Si ya no tienes tarjetas que comiencen con la última letra, puedes barajar las tarjetas que fueron utilizadas y repartirlas a los jugadores.

La primera persona que termine con sus tarjetas puede ser el ganador o simplemente observa cuanto tiempo pueden mantener el tren en movimiento. ¡Puedes llenar todo el pizarrón con posturas!





  1. Deletrea Mi Nombre:

Un jugador a la vez, dice su nombre y lo deletrea con su cuerpo (puede utilizar las tarjetas como ayuda). 

Luego, todos los jugadores lo deletrean de la misma manera. 

Griten una porra al final de cada nombre. “¡SI!”

También puedes agregar una postura que comience con la misma letra que el nombre del jugador. 


  1. Yoga de Animación:

Deletrea una palabra con las Tarjetas de Yoga ABC, y con pompones reales o imaginarios, el maestro o padre lidera una porra de esa palabra pidiéndoles que copien sus acciones a través de varias posturas de yoga. Por ejemplo: 


”¡Dame una Y!” 

Todos los jugadores gritan;  ”¡Y!”, y hacen la Y con sus cuerpos.

”¡Dame una O!”

”¡Dame una G!”

”¡Dame una A!”

“¿Qué dice?” Y todos gritan, ”¡YOGA!”.

Los jugadores se ponen en fila para deletrear la palabra con sus cuerpos.

“No los oigo, ¿qué dice?”.

”¡YOGA!”



  1. El Mago del Deletreo:

Escoge una tarjeta, y con una barita mágica imaginaria o real, convierte a pequeños grupos de amigos en palabras que comiencen con esa letra. 

En silencio, de manera mágica, deberán ponerse en fila para deletrear la palabra en la que los convertiste. 

Cuando las palabras hayan aparecido mágicamente, pasas las tarjetas y la barita a otra persona del grupo.


Una versión más simple: 


Pasa el “mazo mágico” alrededor de la clase y que cada jugador escoja una tarjeta. 

Cada uno dirá, “Con mi magia, los convertiré en ___”.

Y todos se convierten en ese ser o letra a través de la yoga. 





  1. Yoga Ortográfica:  

Cuando aprendes una nueva palabra en clase o en casa, puedes reforzarla al revisar su ortografía o deletrearla. Por ejemplo: 


Nombrando las letras de una palabra, haz que toda la clase la deletree postura tras postura. 

Elige a un alumno para la deletree en frente de todos. 

Elige un grupo de niños (tantos como las letras de la palabra) para que deletreen, en fila, la palabra con posturas.


  1. Scrabble de Yoga: (Se necesitan 3 mazos o más.)

Pon los mazos enteros boca abajo y cada jugador toma siete tarjetas. 

Para comenzar, el primer jugador utiliza dos o más tarjetas para formar una palabra con la cual se pueda hacer una postura de yoga (realmente cualquier animal u objeto puede convertirse en una postura de yoga). 

La primera palabra se coloca hacia abajo horizontalmente, el jugador hace la postura y luego toma del mazo la cantidad de tarjetas que utilizó. De esta manera, todos los jugadores tendrán siete tarjetas en todo momento. 

Los jugadores se toman turnos para formar palabras, colocando sus tarjetas horizontal o verticalmente. 

La próxima palabra debe utilizar una de las letras del jugador anterior. 

El juego termina cuando todas las tarjetas fueron usadas. 

El ganador es la persona que creó la mayor cantidad de combinaciones de palabras y posturas. Si no quieres ganadores, todos los que hicieron posturas (todo el grupo) serán los ganadores. 


  1. Corrector Ortográfico de Yoga:

Cada jugador recibe una tarjeta y asume la postura con su cuerpo. 

Luego, todos se mueven alrededor del salón buscando amigos con los cuales deletrear una palabra. 

¡Un líder (maestro o padre) puede pasear asegurándose que la ortografía sea correcta!

También, el líder puede organizar a los jugadores para formar palabras chistosas y divertidas. 


  1. El Ahorcado de Yoga:

El primer jugador toma una tarjeta del mazo.

En el pizarrón, dibuja el mismo número de líneas que letras en la palabra.  

Si uno de los jugadores menciona una letra incluida en la palabra, se escribe en el lugar correcto. 

Si la letra es incorrecta, se dibuja una parte del cuerpo del Ahorcado. El ahorcado estará boca abajo en postura de árbol. ¡No intentes esto en casa! 

Cuando la palabra se complete o el ahorcado esté completo, todos hacen la postura que fue escogida del mazo.









____ ____ ____ ____




  1. El Saludo al Sol ABC:

Un jugador escoge una palabra divertida, puede ser muy larga o muy graciosa. 

Los jugadores ponen las Tarjetas de Yoga ABC en orden para formar esa palabra. 

Luego hacen las posturas en ese mismo orden, diciendo las letras que la forman. 

Luego, los jugadores continúan formando la palabra con sus cuerpos una y otra vez. ¡Han creado un nuevo flow o Saludo al Sol!

Permite que el ritmo sea cómo es, sin importar lo raro que sean las transiciones. Permite que sea lo más bello y fluido posible pero también permite que sea gracioso. 


  1. El Espejo de Yoga:

En parejas. Un jugador recibe o elige varias tarjetas para deletrean una palabra o frase corta. No se lo revela a su pareja. 

En completo silencio, hace las posturas deletreando la palabra o frase mientras su pareja es su espejo. 

Para marcar el final de una palabra, las parejas se pueden ver a los ojos y hacer una respiración profunda. 

Continúan deletreando la palabra en silencio utilizando sus cuerpos hasta que su pareja reconozca la palabra o frase y la diga en voz alta. 


  1. Deletréalo Primero:

Un jugador escoge una tarjeta del mazo y dice una palabra que comience con esa letra. 

Los demás jugadores deben encontrar la suficiente cantidad de gente para deletrear esa palabra con sus cuerpos. 


Más diversión con este juego:


Si es un grupo grande, se puede hacer más competitivo haciendo que el ganador sea el grupo que más rápido deletree la palabra. 

Los jugadores que no tengan palabra para deletrear, pueden ser signos de puntuación como el punto, interrogación y exclamación y hasta un subrayado. 

Si no hay suficientes jugadores para deletrear una palabra, algunos pueden ser dos letras y mutar repetidamente de una a otra. 


  1. Letra/Animal/Ciudad/País:

Todos los jugadores necesitarán una hoja de papel y lápiz. 

En su hoja, dibujan la gráfica que se encuentra a continuación. 

Escoge los títulos. Pueden ser tan graciosos o serios como tú quieras.

Debe ser llenado con palabras con las que los jugadores puedan inventar posturas de yoga.

Barajar el mazo. La tarjeta hasta arriba será la letra con la que se comienza. 

Quién complete sus palabras puede ser el instructor; les toca enseñar las posturas que inventaron a sus amigos. 



Letra

Animal

Ciudad

País

Comida

Transporte

Objeto

Nombre

Deporte

Cantante

Vegetación

E

Elefante

Edimburgo

España

Esparragos

Elevador

Escuela

Emilio

Escalada

Enrique Iglesias

Echinacea

O

Oruga

Ometusco

Oman

Oreos

Omnibus

Ombligo

Olivia

Olimpiada

Oasis

Orquídea

A

Ave

Amsterdam

Argentina

Arroz

Avión

Armario

Ana

Ajedrez

Aerosmith

Arbol

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish