¿Por qué Yoga para niños?

Gopala Amir Yaffa

www.RainbowYogaTraining.com

Entonces, ¿qué hace que las clases de yoga para niños sean diferentes de otras actividades basadas en el movimiento que incorporan música y juegos? Hay cuatro áreas clave que distinguen al yoga::

1. No hay otra forma de ejercicio que ofrezca una gama tan amplia de movimientos.

Mientras practicamos Yoga para niños, nos inclinamos hacia adelante y hacia atrás, giramos y doblamos de lado, fortalecemos y estiramos, equilibramos e incluso pasamos un tiempo boca abajo.

Además de los beneficios obvios del yoga para ayudarnos a ser más fuertes y flexibles, el yoga para niños también ayuda a desarrollar la coordinación, el equilibrio y muchas otras habilidades motoras importantes. ¡El yoga puede incluso hacernos un poco más altos al mejorar nuestra postura y estirar y lubricar nuestros músculos y articulaciones!

Además, las clases de yoga para niños ofrecen un juego rápido y activo mientras se calienta o juegan con posturas de yoga, así como un tiempo más tranquilo y concentrado mientras sostienen ciertas posturas o practican ejercicios de relajación. A medida que pasa el tiempo, toda la práctica se realiza con mayor conciencia del cuerpo y las partes individuales del cuerpo que se estiran, fortalecen o relajan durante la práctica.

2. El yoga para niños no solo ejercita nuestro cuerpo, también ejercita la mente y fortalece la respiración

Antes, después y durante las posturas, se anima a los niños a regular y profundizar su respiración a través de una atención enfocada. Tener más oxígeno en nuestro cuerpo mejora nuestro estado de ánimo y nuestra capacidad de concentración, y aumenta nuestra capacidad para relajar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente.

Muchos ejercicios de yoga adaptados para niños ayudan a cultivar y mejorar la capacidad de la mente para la creatividad, la sensibilidad, la curiosidad y la expansión, así como la capacidad de enfocar conscientemente o aquietar la mente. Aprender las habilidades para enfocar conscientemente la mente y mejorar los procesos metacognitivos (la capacidad de pensar en cómo estás pensando) son habilidades indispensables si queremos que nuestros hijos vivan vidas felices y significativas.

3. El yoga para niños tiene un beneficio importante que generalmente no forma parte del yoga para adultos;implica interacción

En la clase, los niños no están aislados en sus propias colchonetas de yoga; las poses en pareja y en grupo, los juegos cooperativos, la autoexpresión y la creatividad son la norma en una clase de yoga para niños. El desarrollo de habilidades sociales es un componente crítico del autodesarrollo y es fundamental para la filosofía de Rainbow Kids Yoga.

A través del Yoga, los niños aprenden valiosas habilidades de comunicación verbal y no verbal y se vuelven cada vez más conscientes de la interconexión e interdependencia de todos los seres; un entendimiento que es esencial para una vida social saludable.

Las habilidades emocionales y cognitivas que aprendemos en el ambiente relajante de una clase de yoga pueden sernos de gran utilidad cuando nos enfrentamos a eventos estresantes a lo largo de nuestras vidas.

4. El Yoga para niños fomenta no solo la conciencia de nosotros mismos y nuestros amigos, sino que crea una conciencia del mundo que nos rodea.

Un principio central de la práctica del Yoga es el respeto y el honor; para nosotros, para los demás y para nuestro entorno. Durante una clase de yoga, los niños a menudo son guiados en un viaje mágico alrededor del mundo, aprendiendo sobre otros países y culturas.

Además, a través de la incorporación de muchas posturas de yoga basadas en el movimiento de animales, los niños aprenden sobre diferentes hábitats de animales, especies en peligro de extinción y sobre temas globales como el reciclaje. Los niños tienen una afinidad innata con el mundo natural y con los animales en particular. Entienden y disfrutan aprendiendo y cuidando la tierra y sus habitantes, tanto humanos como animales.

El yoga para niños puede ser un concepto nuevo, pero es tan natural para los niños como correr y saltar. Estirarse y equilibrarse imitando la naturaleza es la forma más natural e intrínseca para que los niños exploren sus cuerpos y su mundo.

De hecho, ¡el Yoga se puede adaptar como un modo de enseñar y aprender casi cualquier cosa! ¿Qué mejor manera hay de explorar un tema que avanzar a través de él usando posturas de yoga creativas que son tan buenas para ti? La historia, la geografía, la ciencia, la literatura y los idiomas se pueden aprender en este entorno alentador y de apoyo..

De esta manera, el yoga es una práctica holística, con un enfoque tanto interno como externo. Pero lo más importante para los niños, ¡el yoga es divertido!

Pasamos la mayor parte de nuestra infancia y juventud aprendiendo, pero hay muchas lecciones de vida importantes que nos perdemos en la escuela y la educación debe extenderse más allá de las paredes del aula. El sistema educativo convencional rara vez nos proporciona las herramientas que nos ayudan a ser personas más felices y saludables; no aprendemos cómo liberar la tensión o cómo concentrarnos. Y aunque las escuelas se centran enormemente en los resultados del aprendizaje, continúan sin enseñar a nuestros hijos cómo estudiar de manera efectiva.

El yoga es mucho más que posturas de yoga; es una forma de descubrir nuestro cuerpo y, más ampliamente, nuestro mundo interior. Como seres humanos, experimentamos el universo a través de nuestra mente y nuestro corazón, por lo que ser capaces de relajarnos conscientemente, elevarnos y concentrarnos son habilidades vitales.


¡Nunca es demasiado temprano (o demasiado tarde) para embarcarse en este viaje de autodescubrimiento!