Yoga Comunitaria

Yoga Comunitaria de Gopala Amir Yaffe

www.RainboKidsYoga.net


Quién haya tomado más de unas cuantas clases de yoga sabe que la yoga es más que solo ejercicio físico, es una manera de ver y experimentar el mundo a nuestro alrededor. La yoga es un ejercicio físico y mental que te ayuda a ver que tu y el mundo están interconectados. 


Venimos a éste mundo a través de nuestras familias. Somos alimentados por ellos mientras crecemos y aprendemos. Después, creamos nuestras propias familias y apoyamos el círculo social que sustentó nuestro desarrollo. Recibimos y damos, interactuamos y crecemos juntos. Todo es yoga. 


De alguna manera hay dos tipos de yoga: yoga del tapete, que es tu práctica en clase, y yoga de vida. Esta última es tu actitud, tu paz mental, tu equilibrio emocional acerca de la vida que te acompaña durante el día cuando la clase de yoga termina. 


Existe un nuevo tipo de yoga, que combina las dos. Es más bien una yoga social, una yoga que hacemos juntos y que nos da las herramientas necesarias para enriquecer cada aspecto de nuestra vida familiar y de nuestra existencia social. Lo llamamos Yoga Comunitaria. 


La Yoga Comunitaria es simplemente encontrar nuevas maneras de hacer yoga juntos. No tu solo o sola, no solamente para ti, pero juntos. Practicando juntos con el propósito de acercarnos, unirnos y reconectar con los demás. 


En un mundo donde la comunidad es cada vez menos frecuente y donde las personas se pueden sentir aisladas, es más importante que nunca enfocarnos a encontrar nuevas maneras de unirnos. 


Somos todos únicos como individuos, pero no podemos suponer que podemos sobrevivir y prosperar completamente independientes. Una mirada de cerca a nuestras vidas nos revela que tan independientes somos realmente y como una fuerte y sana sociedad puede contribuir al crecimiento de cada individuo. 


Por supuesto, la sociedad está compuesta por individuos, y mientras más sano es un individuo, más sana es la sociedad completa. Si alguien es infeliz, esto afectará a todos. Y si uno de nosotros está contento, nos eleva a todos. Nos afectamos constantemente. 


Si tomamos la yoga como una representación de nuestra sociedad, vemos que  en los últimos cincuenta o sesenta años, la mayoría de prácticas de yoga han sido enfocadas en el individuo. Los practicantes han estado totalmente enfocados en ellos mismos, ya sea física, mental o espiritualmente, practicando en su propio tapete. 







El nuevo paradigma de yoga en el que creemos es la Yoga Comunitaria. Haciendo yoga juntos ya sea con tu bebé, tu hijo, tu amigo, tu pareja o con personas que nunca antes habías conocido, tiene beneficios increíbles:


  • Profundiza nuestra conexión con los demás.
  • Crea confianza y compasión. 
  • Nos permite estirarnos más allá de lo usual.
  • Y equilibrarnos en maneras que no podríamos lograr solos.
  • Nos enseña a movernos con mayor conciencia, dándonos cuenta que nuestros movimientos afectan a otros.
  • Retroalimentación constante de nuestros actos a través de nuestra comunicación con nuestra pareja y al experimentar como se siente cuando nos estiran.
  • Mejora la comunicación utilizando palabras, expresiones faciales, tacto, vista y respiración.
  • Nos ayuda a explorar el tacto seguro y amoroso.
  • ¡Y es mucho más DIVERTIDO!

Trabajar en pareja y en grupo es una parte importante de la Yoga Comunitaria, sea con niños o adultos. Al trabajar con otras personas aprendemos mucho de nosotros mismos y desarrollamos habilidades sociales importantes. Aprendemos a tocar, a ser gentil y amable, a aceptar y a ser compasivos, a ser respetuosos y confiables, a conectar, comunicar y cooperar. Es una excelente oportunidad para abrir el corazón y superar conflictos pasados como también para hacer nuevas amistades. 


En una clase de Yoga Comunitaria, usualmente organizamos los tapetes en círculo. En un círculo, cada persona puede ver a los demás y puede ser visto por todos. El círculo hace nuestra práctica una práctica comunal. Mientras que en yoga tradicional, cada persona practica por sí solo, yoga comunitaria es una experiencia compartida que está siendo creada constantemente por todos los participantes. No hay uno que va primero ni uno que va segundo cuando nos sentamos así – es un círculo. Somos participantes iguales que se unieron para estar juntos y apoyarse el uno al otro.